La Isla Cyb

Hoy tenemos una colaboración de Rafael Peñaloza, con la que inicia una divertida serie que nos llevará a conocer un curioso lugar, la isla Cyb. Esperamos que la disfruten.


Los invito a dar un paseo conmigo a la Isla Cyb. A primera vista, esta isla es como cualquier otra: un gran trozo de tierra, rodeado de mar, con playas, unas cuantas montañas, y ríos que la cruzan. No es una isla desierta, sino que tiene una población estable. En pocas palabras, una isla común.

Pero la Isla Cyb tiene un detalle particular, que tiene que ver con sus habitantes. En la isla hay solamente dos tipos de personas: los Caballeros, que dicen siempre la verdad, y los Bribones, que siempre mienten; sin excepción. A pesar de ser tan distintos en cuanto a carácter, no hay ningún rasgo físico que los distinga: tanto Caballeros como Bribones tienen la apariencia física de seres humanos comunes y corrientes.

Nos acercamos en una barca a la isla. En la costa, un joven toma el sol perezosamente. En cuanto nos ve, se acerca al mar, y nos señala un puesto seguro para fondear. Pero ¡cuidado! puede ser un Bribón, lo que significaría que nos está mintiendo, y llevando hacia un lugar peligroso. Necesitamos averiguar qué tipo de persona es. El problema es que no podemos simplemente preguntarlo. Todos y cada uno de los habitantes de esta isla, si se les pregunta si son Caballeros, responderán sin ninguna duda, que sí lo son.

¿Por qué es eso? Bueno, los Caballeros siempre dicen la verdad, y responderán honestamente que lo son. Los Bribones, por el otro lado, mentirán, y por lo tanto dirán también que son Caballeros.

En esta ocasión, el problema se resuelve inesperadamente con la llegada de otro habitante de la isla. Al igual que el otro, al vernos acercarnos a la isla, se aproximó corriendo a la costa. Pero en lugar de señalarnos algún lugar, éste comenzó a gritar "¡los dos somos Bribones!, ¡los dos somos Bribones!" una y otra vez.

Con esto podemos respirar tranquilos. Sabemos que el lugar que se nos ha señalado es de verdad seguro: el joven que nos señala el lugar es un Caballero, mientras que aquel que llegó corriendo es un Bribón. ¿Cómo podemos estar tan seguros de eso? Piénsenlo un rato, y después comparen su respuesta con la que aparece más abajo.

Como pueden ver, en esta isla surgen situaciones particulares. Si se animan, podemos dar un paseo juntos por ella, donde estoy seguro que tendremos aventuras; algunas más divertidas, otras más difíciles, pero todas con una clara explicación. ¿Qué dicen, me acompañan?

Rafael

Respuesta: el que llega corriendo no puede ser un Caballero, porque si lo fuera, estaría diciendo la verdad afirmando que es un Bribón. Por lo tanto es un Bribón, y está mintiendo al decir que los dos son Bribones. Esto quiere decir que al menos uno de ellos es un Caballero. La única posibilidad es que el primero que encontramos sea ese Caballero, y nos dice la verdad al señalarnos el puesto seguro.

Publicar un comentario en la entrada

¡Ándele, coméntele!

Entradas populares de este blog

  • No se si te has hecho la pregunta y has tenido la curiosidad por saber la razón del porqué el color del cielo es como es—azul en días no nublados, con nubes blancas, y atardeceres tendiendo al rojo. Creo que muchas veces los papás, abuelos, y la demás gente no pueden contestar esta pregunta a muchos pequeños, que por su curiosidad natural no pueden evitar hacerla. Creo yo, que cuando entendí la explicación física del porqué mi planeta me hace disfrutar de días azules, y atardeceres rojos brillantes, no pude dejar de fascinarme por el poder comprender cómo funciona la naturaleza. El explicar el universo que te rodea, de una manera racional, le da una belleza más profunda a cada día de tu vida. Por eso hoy, te compartimos la cátedra de 19 min del Prof. Walter Lewin explicando de una manera divertida y apasionada el principio físico que explica tus días azules, atardeceres rojizos, así como tus lunas llenas que parecen salidas de un cuento de día de brujas. Esperamos que se diviertan.
    Sigue leyendo
  • El tener más herramientas para explotar la creatividad debe emocionar a varios artistas, así como a aquellos que usan la tecnología para hacer dichas herramientas una realidad. Hoy les queremos compartir dos videos que muestran estas dos facetas. Un estudio parisino de diseño, “Appropriate Audiences”, combinó una impresora  Makerbot 3D con una aguja tatuadora para crear una impresora tatuadora automatizada que crea arte indeleble en la piel. La “Tatué”, nombre que se le dio,  inserta tinta en la piel hasta 150 veces por segundo. Un sensor lee la superficie de la piel de manera que la aguja pueda responder a cambios en la textura de la piel y a las dimensiones del miembro a tatuar. Esta aguja es controlada por un software de “Autodesk” adaptado por la compañía creadora de este híbrido; el cual transforma los diseños de tatuajes en archivos digitales que pueden ser descargados en la máquina. Basta con introducir la parte a tatuar dentro de la máquina para obtener su diseño en la p
    Sigue leyendo
  • Diagrama de Venn en Wikipedia Considere mi querido lector el conjunto I de todas las ideas. Note que dado que I es también una idea, tenemos que I se contiene a sí mismo. Ahora vayamos un poquito más lejos: consideremos el conjunto C de todos los conjuntos que se contienen a sí mismos. Estará de acuerdo conmigo, que I pertenece a C. Finalmente, considere el conjunto N de todos los conjuntos que *no* se contienen a sí mismos. Obviamente, I no pertenece a N. Ahora viene una pregunta venenosa: ¿N se contiene a sí mismo? Pensemos. Tenemos dos posibilidades: 1. N se contiene a sí mismo. 2. N no se contiene a sí mismo. Analicemos pues la primera alternativa. Supongamos que N se contiene a sí mismo. Pero, ¡momento! Se supone que N contiene todos los conjuntos que *no* se contienen a sí mismos. Por lo tanto, esta alternativa nos lleva a una contradicción. Muy bien, analicemos ahora la única otra alternativa: N no se contiene a sí mismo. Pero, ¡momento! Dado que N es un co
    Sigue leyendo