La Isla Cyb

Hoy tenemos una colaboración de Rafael Peñaloza, con la que inicia una divertida serie que nos llevará a conocer un curioso lugar, la isla Cyb. Esperamos que la disfruten.


Los invito a dar un paseo conmigo a la Isla Cyb. A primera vista, esta isla es como cualquier otra: un gran trozo de tierra, rodeado de mar, con playas, unas cuantas montañas, y ríos que la cruzan. No es una isla desierta, sino que tiene una población estable. En pocas palabras, una isla común.

Pero la Isla Cyb tiene un detalle particular, que tiene que ver con sus habitantes. En la isla hay solamente dos tipos de personas: los Caballeros, que dicen siempre la verdad, y los Bribones, que siempre mienten; sin excepción. A pesar de ser tan distintos en cuanto a carácter, no hay ningún rasgo físico que los distinga: tanto Caballeros como Bribones tienen la apariencia física de seres humanos comunes y corrientes.

Nos acercamos en una barca a la isla. En la costa, un joven toma el sol perezosamente. En cuanto nos ve, se acerca al mar, y nos señala un puesto seguro para fondear. Pero ¡cuidado! puede ser un Bribón, lo que significaría que nos está mintiendo, y llevando hacia un lugar peligroso. Necesitamos averiguar qué tipo de persona es. El problema es que no podemos simplemente preguntarlo. Todos y cada uno de los habitantes de esta isla, si se les pregunta si son Caballeros, responderán sin ninguna duda, que sí lo son.

¿Por qué es eso? Bueno, los Caballeros siempre dicen la verdad, y responderán honestamente que lo son. Los Bribones, por el otro lado, mentirán, y por lo tanto dirán también que son Caballeros.

En esta ocasión, el problema se resuelve inesperadamente con la llegada de otro habitante de la isla. Al igual que el otro, al vernos acercarnos a la isla, se aproximó corriendo a la costa. Pero en lugar de señalarnos algún lugar, éste comenzó a gritar "¡los dos somos Bribones!, ¡los dos somos Bribones!" una y otra vez.

Con esto podemos respirar tranquilos. Sabemos que el lugar que se nos ha señalado es de verdad seguro: el joven que nos señala el lugar es un Caballero, mientras que aquel que llegó corriendo es un Bribón. ¿Cómo podemos estar tan seguros de eso? Piénsenlo un rato, y después comparen su respuesta con la que aparece más abajo.

Como pueden ver, en esta isla surgen situaciones particulares. Si se animan, podemos dar un paseo juntos por ella, donde estoy seguro que tendremos aventuras; algunas más divertidas, otras más difíciles, pero todas con una clara explicación. ¿Qué dicen, me acompañan?

Rafael

Respuesta: el que llega corriendo no puede ser un Caballero, porque si lo fuera, estaría diciendo la verdad afirmando que es un Bribón. Por lo tanto es un Bribón, y está mintiendo al decir que los dos son Bribones. Esto quiere decir que al menos uno de ellos es un Caballero. La única posibilidad es que el primero que encontramos sea ese Caballero, y nos dice la verdad al señalarnos el puesto seguro.

Publicar un comentario en la entrada

¡Ándele, coméntele!

Entradas populares de este blog

  • ¿Cuántos papás tienes? Sí, ya sé que es una pregunta boba. Pero anda, sígueme la corriente. OK, 2: un papá y una mamá. Ahora, ¿cuántos abuelos? Bien, 4. Y, ¿bisabuelos? Exacto, 8. Así nos podríamos ir yendo atrás en el tiempo contando nuestros ancestros. De hecho, podríamos dibujar un arbolito de cabeza mostrando a nuestros papás, abuelos, bisabuelos, etc. Pero, ¿no notas algo raro? Según nuestro arbolito, parece que entre más generaciones consideremos hacia el pasado, ¡más gente hay! Según nuestro dibujo, si nos vamos 1 generación atrás, hay 2 personas (los papás); 2 generaciones, hay 4 (los abuelos); 3 generaciones, 8 (los bisabuelos); y así va aumentando. De hecho, dado un número de generaciones que queremos considerar, llamémosle G, tenemos que el número de personas es igual a 2^G: 2^1 = 2, 2^2 = 4, 2^3 = 8, etc. Y esto es por *cada* persona. Sabemos que actualmente hay unas 7 mil millones de personas; así pues, según nuestro dibujito, hace G generaciones había
    Sigue leyendo
  • "La naturaleza es un ecosistema autoregulatorio de consciencia #ConscienciaCósmica" - Deepak Chopra Seguramente has visto veinte mil frases similares en las redes sociales. Pero, ¿qué hay detrás de estas frases? ¿Será acaso que realmente esconden sabiduría ancestral? Gordon Pennycook, un estudiante de doctorado de la Universidad de Waterloo, realizó un estudio para entender la reacción de la gente ante frases absurdas pseudo-profundas. Sus resultados fueron publicados en un artículo titulado " On the reception and detection of pseudo-profound bullshit " en la revista Judgment and Decision Making . Pennycook utilizó una página Web (que está genial, por cierto) que genera frases aleatorias usando palabras 'profundas', tales como cuántico, crecimiento, cosmos, potencial, etc. Básicamente, la página tiene varios templetes de oraciones, como por ejemplo: "El futuro será una ____ ____ de la ____." Y luego escoge al azar verbos, sustantivos, o
    Sigue leyendo
  • Diagrama de Venn en Wikipedia Considere mi querido lector el conjunto I de todas las ideas. Note que dado que I es también una idea, tenemos que I se contiene a sí mismo. Ahora vayamos un poquito más lejos: consideremos el conjunto C de todos los conjuntos que se contienen a sí mismos. Estará de acuerdo conmigo, que I pertenece a C. Finalmente, considere el conjunto N de todos los conjuntos que *no* se contienen a sí mismos. Obviamente, I no pertenece a N. Ahora viene una pregunta venenosa: ¿N se contiene a sí mismo? Pensemos. Tenemos dos posibilidades: 1. N se contiene a sí mismo. 2. N no se contiene a sí mismo. Analicemos pues la primera alternativa. Supongamos que N se contiene a sí mismo. Pero, ¡momento! Se supone que N contiene todos los conjuntos que *no* se contienen a sí mismos. Por lo tanto, esta alternativa nos lleva a una contradicción. Muy bien, analicemos ahora la única otra alternativa: N no se contiene a sí mismo. Pero, ¡momento! Dado que N es un co
    Sigue leyendo