Inquilinos Insospechados

Les presento a un orgulloso miembro de la especie Demodex folliculorum.


Los Demodex folliculorum son semitransparentes y alargados; y como se puede apreciar, tienen pequeñas garras y su cuerpo está cubierto de escamas. Estos curiosos animalitos se encuentran entre los artrópodos más pequeños que existen (miden entre 0.1 y 0.4 mm).


Ah, y viven en los folículos de tus pestañas.


Y digo TUS pestañas porque se estima que una gran parte de la población lleva consigo cierta cantidad de estos pequeños ácaros.

:S.

El ciclo de vida de los D. folliculorum es de entre 18 y 24 días. Las hembras ponen entre 20 y 24 huevecillos dentro de un folículo (:S). Luego de convertirse en larvas, se la pasarán alimentándose de la grasa producida por tus glándulas cebáceas hasta alcanzar la madurez sexual y comenzar a reproducirse nuevamente.

En general, los D. folliculorum no se consideran parásitos sino comensales, ya que el huésped suele no verse afectado por su presencia. Sin embargo, en gente mayor o con cutis excesivamente grasosa, los folículos pueden llegar a infestarse, lo que se conoce como Demodicosis. Aunque los hombres somos más propensos a desarrollar Demodicosis (porque tenemos más glándulas cebáceas), el uso de maquillaje, delineadores y demás, puede corroborar a una infestación en caso de que no se limpie adecuadamente.


¡Que tengan una excelente semana! :D.

Hekanibru

Fuentes: [1][2][3][4]

P.D. ¿Les empezó a dar comezón en toda la cara? ¡A mí también! :Ñ.
  1. Lo bueno es que no usas maquillaje :Ñ jajaja

    ResponderEliminar
  2. Quiero rascarme los ojos! Y si es posible quitarme los párpados :S

    ResponderEliminar

¡Ándele, coméntele!

Entradas populares de este blog

  • ¿Cuántos papás tienes? Sí, ya sé que es una pregunta boba. Pero anda, sígueme la corriente. OK, 2: un papá y una mamá. Ahora, ¿cuántos abuelos? Bien, 4. Y, ¿bisabuelos? Exacto, 8. Así nos podríamos ir yendo atrás en el tiempo contando nuestros ancestros. De hecho, podríamos dibujar un arbolito de cabeza mostrando a nuestros papás, abuelos, bisabuelos, etc. Pero, ¿no notas algo raro? Según nuestro arbolito, parece que entre más generaciones consideremos hacia el pasado, ¡más gente hay! Según nuestro dibujo, si nos vamos 1 generación atrás, hay 2 personas (los papás); 2 generaciones, hay 4 (los abuelos); 3 generaciones, 8 (los bisabuelos); y así va aumentando. De hecho, dado un número de generaciones que queremos considerar, llamémosle G, tenemos que el número de personas es igual a 2^G: 2^1 = 2, 2^2 = 4, 2^3 = 8, etc. Y esto es por *cada* persona. Sabemos que actualmente hay unas 7 mil millones de personas; así pues, según nuestro dibujito, hace G generaciones había
    Sigue leyendo
  • "La naturaleza es un ecosistema autoregulatorio de consciencia #ConscienciaCósmica" - Deepak Chopra Seguramente has visto veinte mil frases similares en las redes sociales. Pero, ¿qué hay detrás de estas frases? ¿Será acaso que realmente esconden sabiduría ancestral? Gordon Pennycook, un estudiante de doctorado de la Universidad de Waterloo, realizó un estudio para entender la reacción de la gente ante frases absurdas pseudo-profundas. Sus resultados fueron publicados en un artículo titulado " On the reception and detection of pseudo-profound bullshit " en la revista Judgment and Decision Making . Pennycook utilizó una página Web (que está genial, por cierto) que genera frases aleatorias usando palabras 'profundas', tales como cuántico, crecimiento, cosmos, potencial, etc. Básicamente, la página tiene varios templetes de oraciones, como por ejemplo: "El futuro será una ____ ____ de la ____." Y luego escoge al azar verbos, sustantivos, o
    Sigue leyendo
  • Diagrama de Venn en Wikipedia Considere mi querido lector el conjunto I de todas las ideas. Note que dado que I es también una idea, tenemos que I se contiene a sí mismo. Ahora vayamos un poquito más lejos: consideremos el conjunto C de todos los conjuntos que se contienen a sí mismos. Estará de acuerdo conmigo, que I pertenece a C. Finalmente, considere el conjunto N de todos los conjuntos que *no* se contienen a sí mismos. Obviamente, I no pertenece a N. Ahora viene una pregunta venenosa: ¿N se contiene a sí mismo? Pensemos. Tenemos dos posibilidades: 1. N se contiene a sí mismo. 2. N no se contiene a sí mismo. Analicemos pues la primera alternativa. Supongamos que N se contiene a sí mismo. Pero, ¡momento! Se supone que N contiene todos los conjuntos que *no* se contienen a sí mismos. Por lo tanto, esta alternativa nos lleva a una contradicción. Muy bien, analicemos ahora la única otra alternativa: N no se contiene a sí mismo. Pero, ¡momento! Dado que N es un co
    Sigue leyendo