Feliz cumpleaños a la primera programadora del mundo

Este post se lo dedicamos a la primera programadora del mundo, ya que el día 10 de Diciembre fue su cumpleaños. ¡Feliz cumpleaños, Ada Lovelace!

Esta matemática británica representó el encuentro de dos mundos alternativos: el arte y el romanticismo de su padre quien fue un famoso poeta, Lord Bayron; y la racionalidad y la ciencia de su madre, Annabella Milbanke. Ella colaboró con el matemático e inventor que se considera "el padre de la computadora", Charles Babbage.

Ada Lovelace
La reputación de Ada Lovelace, proviene de su importante labor interpretando la "máquina analítica" de Babbage que hoy en día se encuentra en el museo de ciencias en Londres. Después de una vista de Babbage al Ingeniero italiano Luigi Menabrea en Turin en 1840, Ada comenzó a traducir del francés el artículo que el ingeniero había escrito a cerca de los principios de la máquina de Babbage. Además se dedicó a hacer notas largas con un mayor nivel de comprensión que tal vez el propio Babbage no hubiera logrado sólo. Babbage estaba impresionado con su trabajo, describiéndola como "la encantadora de números" y se dirigió a ella en una carta como "mi querido y admirado intérprete". Ada había entendido el significado de la Máquina Analítica y sus implicaciones para el método computacional. Vio que a través del dispositivo de entrada de tarjeta perforada la Máquina Analítica abría una nueva oportunidad para el diseño de máquinas que podrían manipular símbolos en vez de sólo números. Sus logros son aún más excepcionales dada la actitud de la Gran Bretaña Victoriana hacia las aspiraciones intelectuales de las mujeres.

Máquina Analítica de Babbage
Babbage nunca terminó de construir una máquina completa. La razón más aceptada de este fracaso es que la ingeniería mecánica Victoriana no se había desarrollado lo suficiente como para producir piezas con una precisión suficiente.

En 1985, el Museo de la Ciencia de Londres puso en marcha un proyecto para construir un motor de Babbage completo con los diseños originales para explorar la viabilidad práctica de los esquemas de Babbage. Este se terminó en noviembre de 1991, un mes antes del 200 aniversario del nacimiento de Babbage.

Ada fue la primera persona que escribió un programa que se pudiera implementar en una computadora programable, en donde describe los pasos que permitirían calcular los valores de los números de Bernoulli, con esto demostró la capacidad de bifurcación de la máquina de Babbage. También describió cómo se podían calcular operaciones trigonométricas que contaban con variables utilizando la máquina de Babbage.

Los aportes de Ada se reconocieron años después de su muerte, sólo hasta tiempos más modernos fue que se pudieron aprovechar para el desarrollo de la informática. En su honor el Departamento de Defensa de los Estados Unidos creó un lenguaje de programación basado en Pascal llamado "Ada". Su rostro también ha aparecido como marca de autenticidad en los certificados de licencia del sistema operativo Microsoft Windows.

La encantadora de los números, Ada Lovelace nos da una razón más para celebrar a las mujeres en la ciencia y la tecnología. Y si alguien quiere curiosear en el artículo y sus notas aquí dejo el enlace.

Starignus

Publicar un comentario en la entrada

¡Ándele, coméntele!

Entradas populares de este blog

  • ¿Cuántos papás tienes? Sí, ya sé que es una pregunta boba. Pero anda, sígueme la corriente. OK, 2: un papá y una mamá. Ahora, ¿cuántos abuelos? Bien, 4. Y, ¿bisabuelos? Exacto, 8. Así nos podríamos ir yendo atrás en el tiempo contando nuestros ancestros. De hecho, podríamos dibujar un arbolito de cabeza mostrando a nuestros papás, abuelos, bisabuelos, etc. Pero, ¿no notas algo raro? Según nuestro arbolito, parece que entre más generaciones consideremos hacia el pasado, ¡más gente hay! Según nuestro dibujo, si nos vamos 1 generación atrás, hay 2 personas (los papás); 2 generaciones, hay 4 (los abuelos); 3 generaciones, 8 (los bisabuelos); y así va aumentando. De hecho, dado un número de generaciones que queremos considerar, llamémosle G, tenemos que el número de personas es igual a 2^G: 2^1 = 2, 2^2 = 4, 2^3 = 8, etc. Y esto es por *cada* persona. Sabemos que actualmente hay unas 7 mil millones de personas; así pues, según nuestro dibujito, hace G generaciones había
    Sigue leyendo
  • El tener más herramientas para explotar la creatividad debe emocionar a varios artistas, así como a aquellos que usan la tecnología para hacer dichas herramientas una realidad. Hoy les queremos compartir dos videos que muestran estas dos facetas. Un estudio parisino de diseño, “Appropriate Audiences”, combinó una impresora  Makerbot 3D con una aguja tatuadora para crear una impresora tatuadora automatizada que crea arte indeleble en la piel. La “Tatué”, nombre que se le dio,  inserta tinta en la piel hasta 150 veces por segundo. Un sensor lee la superficie de la piel de manera que la aguja pueda responder a cambios en la textura de la piel y a las dimensiones del miembro a tatuar. Esta aguja es controlada por un software de “Autodesk” adaptado por la compañía creadora de este híbrido; el cual transforma los diseños de tatuajes en archivos digitales que pueden ser descargados en la máquina. Basta con introducir la parte a tatuar dentro de la máquina para obtener su diseño en la p
    Sigue leyendo
  • Diagrama de Venn en Wikipedia Considere mi querido lector el conjunto I de todas las ideas. Note que dado que I es también una idea, tenemos que I se contiene a sí mismo. Ahora vayamos un poquito más lejos: consideremos el conjunto C de todos los conjuntos que se contienen a sí mismos. Estará de acuerdo conmigo, que I pertenece a C. Finalmente, considere el conjunto N de todos los conjuntos que *no* se contienen a sí mismos. Obviamente, I no pertenece a N. Ahora viene una pregunta venenosa: ¿N se contiene a sí mismo? Pensemos. Tenemos dos posibilidades: 1. N se contiene a sí mismo. 2. N no se contiene a sí mismo. Analicemos pues la primera alternativa. Supongamos que N se contiene a sí mismo. Pero, ¡momento! Se supone que N contiene todos los conjuntos que *no* se contienen a sí mismos. Por lo tanto, esta alternativa nos lleva a una contradicción. Muy bien, analicemos ahora la única otra alternativa: N no se contiene a sí mismo. Pero, ¡momento! Dado que N es un co
    Sigue leyendo