Mostrando entradas de diciembre, 2011

No, Virginia

Laura Virginia O’Hanlon Douglas nació el 20 de Julio de 1889 en Manhattan, Nueva York. En ese entonces la ciudad de Nueva York, habiendo ya superado los estragos de la guerra civil, se encontraba iniciando su etapa de consolidación y florecimiento económico. Apenas en 1883 se había concluido la construcción de su icónico Puente de Brooklyn, y en 1898 se establecería la moderna ciudad de Nueva York que hoy conocemos formada por cinco distritos: Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island. Fue en este contexto, en 1987, cuando Virginia de ocho años de edad se cuestionó y le preguntó a su papá, el Dr. Philip O’Hanlon, si Santa Claus realmente existía. Evadiendo el contestar directamente la pregunta, O’Hanlon sugirió a su hija que enviara su pregunta a The Sun —entonces un prominente diario de Nueva York—asegurándole que, si así lo publicaban en el diario, tenía que ser verdad. Querido editor: Tengo 8 años. Algunos de mis amiguitos dicen que Santa Claus no existe. Mi papá dice,

Una Corea del Norte Divina

Imaginen que alguien les cuenta que en un país tienen un platillo que consiste en freir un pescado con una técnica especial con el fin de servirlo mientras se encuentra aún vivo. Ahora consideren estas dos preguntas: primero, ¿creen que esto realmente exista? y segundo, ¿están de acuerdo con la idea en general? Me gustaría enfatizar que estas preguntas hablan de dos cosas diferentes. La primera pregunta tiene que ver con qué tan factible crean que es la proposición: ¿será que esto es incluso posible? Por otro lado, la segunda pregunta es de índole moral: independientemente de si esto es cierto/posible o no, ¿lo consideran correcto? La diferencia entre ateísmo y anti-teismo puede explicarse de manera burda en estos términos. Dada la proposición "Dios existe"—entendiéndose Dios aquí como un ente perfecto, todo poderoso, creador del universo que está comprometido con su mantenimiento y gobierno—un ateo es una persona que no cree en dicha proposición, o sea, que tiene un gr

Hierbas Buenas

Un fantástico time-lapse filmado por Stéphane Guisard en el desierto de Atacama en Chile. Las rocas que vemos al frente son del sitio de petroglifos “Hierbas Buenas”, y en el cielo nos encontramos en diferentes momentos con  Betelgeuse , la  nebulosa de Orión , la  Pequeña Nube de Magallanes , Júpiter , la  Galaxia de Andrómeda y las  Pléyades . Ya saben cómo funciona esto: buen volumen, pantalla completa y alta definición. “Hierbas Buenas” Valley Petroglyphs  de  Stéphane Guisard en  Vimeo . Juan Vía Bad Astronomy .

Los poderes secretos del tiempo

Hoy les traemos un muy interesante artículo de Arepsitrof , que habla sobre la percepción del tiempo. Recuerden que aquí en Pedazos de Carbono siempre estamos es búsqueda de colaboradores :). ¿Alguna vez te has preguntado como nuestra percepción del tiempo influye en nuestras vidas?, o incluso ¿cómo ésta, determina nuestra vida?, o si acaso ¿el lugar geográfico en el que habitamos determina nuestra percepción del tiempo? o concretamente, ¿te has cuestionado como vives tu vida?, es decir ¿orientada al pasado, al presente, o al futuro?. Si no lo has hecho tal vez te interesaría hacerlo. Si bien había tenido un conocimiento superficial sobre las cuestiones de la percepción del tiempo, fue hace ya un par de años cuando por primera vez tuve un encuentro más cercano a este tema. Se dio cuando colaboré con un amigo y colega, que precisamente estaba llevando a cabo una investigación sobre la influencia de la percepción del tiempo en la salud física y mental de las personas. Recientemen

Hagamos las cuentas: ¿Dónde está el Sol?

Este lunes discutimos cómo es que las puestas de sol son una ilusión , ya que—debido a la refracción de la luz al entrar en la atmósfera—la posición física real del Sol no corresponde con la posición del “espejismo” que vemos nosotros aquí desde la Tierra. Esto trajo algunos comentarios interesantes como el de un Anónimo quien nos recordaba que , de hecho, “ nunca vemos nada donde exactamente está . El sol siempre lo vemos donde estuvo hace 8 minutos [...]”. ¡Alguien me puede decir dónde carambas está el Sol? Este comentario es enteramente acertado, y tiene que ver con un fenómeno del que Héctor y Areli habían ya hablado antes en el blog: a pesar de ser extremadamente rápida, la velocidad de la luz es finita, y le puede tomar una cantidad considerable de tiempo el recorrer distancias muy grandes. En particular, a los rayos que salen del Sol les toma algo así como 8.32 minutos en llegar hasta la Tierra. Así que, efectivamente, la imagen que recibimos del Sol en la Tierra se enc